Análisis de Lightroom 6, el salvavidas para los usuarios de Aperture

Análisis de Lightroom 6, el salvavidas para los usuarios de Aperture

Publicidad

Hace unos días Adobe lanzaba para regocijo de la comunidad fotográfica Lightroom 6, la nueva versión de la aplicación de gestión y tratamiento de imágenes con la que la compañía de San José ha logrado ganarse a profesionales y aficionados con una alternativa a ese todo en uno que es Photoshop. En Lightroom todo ha girado siempre alrededor del flujo de trabajo más óptimo para las necesidades de los fotógrafos, y si ya nos quedaban pocas excusas para pasar por Photoshop, con esta versión 6.0 directamente no hay ninguna.

El momento desde luego no puede ser mejor. Ahora que Apple ha enterrado oficialmente Aperture, un cadáver que en mi humilde opinión ya olía teniendo en cuenta que no recibía actualizaciones verdaderamente importantes desde 2010, no se me ocurre el más mínimo motivo por el que sus usuarios no deban abrazar sin el menor reparo esta aplicación de Adobe.

Su precio es más que ajustado, apenas 132 euros por la versión independiente o, si lo prefieres, 12 euros al mes junto a Photoshop con la suscripción a Creative Cloud, la cual nos proporciona siempre la versión más reciente además de otras funciones en la nube como la sincronización con las diversas apps de Adobe para iOS.

Lightroom 6

El rendimiento también es un punto a favor, y si la versión anterior ya era capaz de sacar los colores a Aperture cualquier día, Lightroom 6 va aún más lejos con mejoras de hasta un 6800%, sí, un 6800%, en según qué funciones gracias al uso del procesador gráfico en equipos compatibles para aumentar su velocidad en general, y el revelado en particular. Si tu Mac soporta 64 bits, OpenGL 3.3 y tienes OS X 10.9 o superior, estás de enhorabuena.

Pasando a las novedades más importantes de esta nueva versión, he decidido comenzar por una de las poquísimas funciones que durante años se mantenía por algún motivo fuera del ámbito de alcance de Lightroom siendo algo estándar en Aperture: el reconocimiento facial. Lightroom 6 incorpora al fin esta característica al módulo Biblioteca, permitiéndonos localizar retratos de una misma persona de un modo más sencillo y cómodo que las tradicionales etiquetas. Si os habéis familiarizado ya con las Caras de Fotos para OS X no tendréis problemas aquí tampoco puesto que su funcionamiento es tremendamente similar.

Lightroom 6

La combinación de fotografías con diferentes valores de exposición para crear imágenes de alto rango dinámico (HDR) es otra novedad notable, y una de esas cosas que aún nos obligaban a recurrir a Photoshop o Photomatix. Siempre he detestado con toda mi alma las fotografías HDR de aspecto artificial, así que estoy encantado con el enfoque más natural al que de partida tiende Lightroom, fusionando varios archivos RAW en un único DNG con 20 pasos de exposición frente a los 8 habituales.

Lightroom 6

Adios a la principal causa de andar saltando entre Lightroom y Photoshop

Y aún corriendo el riesgo de ser repetitivo, sí, sí y sí. Aquí está también la que con mucho era la principal causa de andar saltando entre Lightroom y Photoshop con todas las complicaciones que eso suponía. Panorámicas RAW completamente editables, un sueño personal hecho realidad. De nuevo, con un solo clic combinamos varios archivos RAW en un DNG que es el que procedemos a procesar para crear panorámicas perfectas con una porción del trabajo que antes requería, y sin renunciar en ningún momento a la posibilidad de seguir haciendo cambios de revelado.

Lightroom 6

Los filtros radiales y graduados reciben una novedad sutil pero no menos interesante gracias a una opción de pincel con el que podemos editar la máscara del filtro para añadir o restar su efecto en las zonas que queramos matizando su forma inicial. Por ejemplo, podemos hacer un degradado con el que oscurecer ligeramente la parte inferior de esta fotografía de una ardilla en Hyde Park y utilizar este pincel con o sin máscara automática para que no afecte a la barandilla. Recordad que podéis hacer visible la máscara con la tecla O, lo que facilita mucho este tipo de retoques avanzados.

Antes de abandonar los ajustes locales, encontramos también una mejora del pincel de ajuste que nos va a ahorrar mucho tiempo de ahora en adelante. Si sois usuarios de la versión anterior sabréis que con este pincel podemos dibujar máscaras en zonas de la imagen para, por ejemplo, blanquear los dientes o mejorar el iris, pero copiar y pegar el ajuste de una imagen a otra normalmente implica borrar la máscara anterior y dibujarla de nuevo en la nueva posición de la boca o los ojos. Ahora en cambio podemos mover el punto de ancla y la máscara se moverá con él. ¡Bien!

Lightroom 6
Si eres un simple aficionado, probablemente Fotos de Apple cumpla de sobra con tus necesidades, pero si buscas algo más, Lightroom 6 te va a enamorar.

Otras novedades de Lightroom 6 incluyen mejoras en la creación de presentaciones combinando fotografías, vídeos y música con efectos como panorámicas y zoom; nuevas plantillas web para crear galerías HTML5 preparadas para dispositivos móviles; e infinidad de añadidos vinculados a las apps para iOS como Adobe Voice, Slate o el propio Lightroom para iPad.

Qué más puedo decir. Soy un gran fan de Lightroom desde su primera versión, pero es que es imposible no apreciar lo que Adobe ha aportado al sector fotográfico, ahora más que nunca; y con esta nueva versión, mi lista de deseos ha quedado reducida al tamaño de un ridículo post-it que jamás me atrevería a mostrar. Si eres un simple aficionado, probablemente Fotos de Apple cumpla de sobra con tus necesidades, pero si buscas algo más, Lightroom 6 te va a enamorar.

Sitio oficial | Adobe Photoshop Lightroom

Temas
Comentarios cerrados

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio