Publicidad

Logitech Rechargeable Trackpad, un trackpad para los que no tienen uno en su mesa: A Fondo

Es fácil enamorarse del trackpad del MacBook Pro. Tiene un tacto fantástico, la posibilidad de hacer gestos para sacar las aplicaciones, ir a Mission Control o activar Exposé, elegir aplicaciones en el Launchpad, girar fotos, hacer zoom, …. Tanto es así, que cuando nos sentamos en un ordenador de sobremesa son muchos los usuarios que lo echan mucho de menos, prefiriéndolo incluso a un ratón tradicional. Para todos ellos llega el Logitech Rechargeable Trackpad, o si lo llamamos por su nombre corto, el T651.

Con una caja que recuerda al tamaño de un CD, nos encontramos al Trackpad de Logitech para ordenadores Mac. O mucho me equivoco, o es idéntico (por fuera, ya que el T650 lleva conexión por interfaz Unifying) al Trackpad para Windows presentado el año pasado, con la salvedad de que el color del otro Trackpad era gris oscuro y este es gris metalizado para hacer juego con los dispositivos de Apple.

El Trackpad viene con un cable de carga USB, ya que cuenta con baterías internas que nos evitan el gasto periódico en pilas. Nada más sacarlo de la caja se quejó de un bajo nivel de carga, así que lo puse a cargar y una hora más tarde el dispositivo estaba totalmente cargado.

La sincronización se hace por Bluetooth con nuestro Mac de forma sencilla. Si queremos cambiar de dispositivo, tenemos un botón de sincronización en la parte inferior del mismo, donde nos encontramos las instrucciones para hacerlo y la página web de donde cargar el Panel de Control de Logitech para configurar el mismo.

Un Trackpad de generosas dimensiones


El T651 tiene un tamaño grande para ser un Trackpad. Con unas dimensiones de 134 × 129 × 12 mm, el T651 tiene un tamaño algo mayor que el Magic Trackpad de Apple. Así que si lo comparamos con el del MacBook Pro éste se nos quedará pequeño. El Trackpad tiene una suave pendiente para ser más ergonómico, con una parte inferior en plástico negro y la superior rematada en cristal para mejorar el tacto.

Hablando de tacto, lo que menos me ha gustado del T651 es el feedback táctil de hacer clic con el ratón. Acostumbrado a un feedback más “contundente” en el MacBook Pro, el mínimo recorrido de la pulsación con el dedo y el mínimo sonido que produce a nivel de ruido ambiente dejan un poco frío. De hecho, pensaba que el trackpad cojeaba al pulsar. Pero luego me he dado cuenta de que era el sistema de retroalimentación para que sepamos cuándo hemos pulsado. La verdad es que me esperaba algo mejor, o al menos que no dé la impresión de que el Trackpad se desplaza o cojea al presionarlo.

Por lo demás, cuenta con los mismos gestos que el Trackpad del MacBook Pro, con una configuración idéntica al anterior pero independiente, lo que se agradece si por la razón que sea queremos tener unos gestos o un funcionamiento distinto en cada uno de ellos. En el Logitech Preference Manager, que es el nombre del panel de Preferencias, vemos además el nivel de carga de la batería y podemos efectuar alguna configuración adicional, como la posibilidad de arrastrar con un sólo dedo con o sin bloqueo de arrastre, o desplazamiento con inercia.

Valoración final del Logitech Rechargeable Trackpad

El Logitech Rechargeable Trackpad o T651 es un buen Trackpad para los 69 euros que cuesta. Funciona muy bien y, desde luego, si echas de menos el Trackpad del MacBook Pro, quieres tener dos, o quieres uno más grande que el Trackpad incluido en los portátiles de Apple o que el propio Magic Trackpad. El único punto negativo es el feedback al hacer clic, pero eres de los que prefieres tocar una vez para hacer clic sin pulsar dando un toque leve al Trackpad, la posibilidad está ahí en la configuración y no notarás este punto negativo. Por otro lado, que tenga una batería recargable lo hace mucho más atractivo que el Magic Trackpad. Recomendado.

Más información | Logitech
En Applesfera | Logitech presenta un nuevo teclado y un trackpad para Mac

Publicidad

Comentar

7 commentarios